Arroz con leche

Aprende a preparar el mejor arroz con leche

Arroz con leche light

Para todas aquellas personas que quieran cuidar su línea pero no quieran dejar de disfrutar de postres tan deliciosos como pueden ser el arroz con leche, os traemos una receta que seguramente os resultará de interés.

Se trata de un delicioso arroz con leche light, una receta más ligera que la habitual para disfrutar en cualquier momento y con menos calorías de lo normal.

Arroz con leche light

Ingredientes para la elaboración del arroz con leche light

  • 100 gramos de arroz.
  • Medio litro de leche semidesnatada.
  • 8 gramos de Stevia en polvo.
  • La piel de un limón.
  • Una rama de canela
  • Un par de clavos.
  • Canela molida.

Una de las principales características que tiene esta elaboración gastronómica es el gran aporte calórico que proporciona. Por ello, hay que tener precaución a la hora de consumirlo, sobre todo si es el postre de una comida con muchas calorías.

Por ello, utilizar esta receta para reducir la ingesta de calorías es una formidable idea que debemos tener en cuenta si no queremos proporcionar al cuerpo más calorías de las que nos gustaría. Además, no importa que sea una receta light, el sabor es verdaderamente delicioso y la textura es excelente.

La elaboración de este plato es muy sencilla, tan solo hay que tener paciencia y seguir todos los pasos para que el resultado sea delicioso. Las cantidades reflejadas en esta receta son para dos personas, si en la familia sois cuatro, tan solo tendréis que doblar la cantidad, a excepción de la piel del limón, la rama de canela y los clavos.

Modo de elaboración del arroz con leche light

Para esta clase de receta se debe utilizar una clase de arroz adecuada, siendo el arroz redondo el más indicado para ello, aunque si lo deseas, puedes utilizar arroz integral, pero el sabor cambiará por completo esta elaboración.

Antes de cocerlo hay que dejarlo metido en agua durante unos minutos para que vaya perdiendo par almidón.

Por otro lado pondremos a calentar la leche semidesnatada en una olla de tamaño medio junto a la rama de canela, dos clavos de olor y la piel de un limón, procurando que no tenga la parte blanca porque proporciona un sabor bastante amargo, algo que podría arruinar el plato.

Cuando la leche vaya adquiriendo temperatura, incorporaremos el arroz bien escurrido y esperaremos a que comience a hervir. Es en ese momento en el que debemos bajar la intensidad y dejar que se acabe de cocer a temperatura medio-baja hasta que el grano de arroz quede bien tierno. Esto nos llevará alrededor de una media hora aproximadamente.

Es importante recordar que si hiciera falta incorporar más leche durante el proceso, hay que hacerlo con leche caliente para que no rompa el proceso de cocción.

Es importante que el arroz no quede seco antes de que esté en su punto y el resultado sea óptimo al acabar la elaboración.

Una vez esté casi hecho el arroz, incorporaremos la Stevia en polvo y lo removeremos bien todo para que se incorpore al resto de ingredientes hasta que acabe la cocción.

Cuando el arroz ya esté completamente tierno, retiraremos la olla del fuego, quitaremos la piel del limón, los clavos y la rama de canela. Ahora hay que dejar reposar unos minutos antes de servir en los recipientes elegidos.Este postre puede tomarse a temperatura ambiente o frío.

Un consejo, si quieres que esta elaboración salga a pedir de boca, se aconseja utilizar un arroz de calidad, como por ejemplo el arroz bomba, que absorbe mucho y no se pasa.

Si no te gusta la Stevia, puedes elegir otro edulcorante como la sacarina o aquel que más suelas utilizar, el sabor no cambiará demasiado y tendrás un postre con pocas calorías para toda la familia.